Alimentos y bebidas: ¿Qué deben hacer las marcas para aprovechar la aceleración digital?

Hoy la industria debe dialogar con un consumidor digitalizado, hipersensibilizado por el contexto, preocupado por su salud. Un consumidor ahorrativo a la fuerza o eficiente a conciencia, un consumidor que ya no creerá en ningún relato de sostenibilidad que no sea el de los hechos. Un consumidor más sincero consigo mismo, capaz de permitirse y separar el placer de comer del conocimiento avanzado de sus necesidades nutricionales. 

7 grandes líneas de transformación en la industria de los alimentos y las bebidas

No solo las ventas serán impactadas por esta transformación, otros aspectos de la industria de los alimentos y las bebidas serán alcanzados por la disrupción tecnológica y los cambio de hábitos de los consumidores: empaques inteligentes, personalización de la comunicación, inmersión digital, cambios repentinos en la demanda, metodología ágiles de producción, consumo social y económicamente consciente, preocupación nutricional.  

Los envases hablarán con el consumidor y sus dispositivos

Alejandro Cabal nació en Cali, Colombia. Se graduó, hizo una maestría en Economía y empezó su carrera en una petrolera multinacional en ese país. Allí estuvo 6 años hasta que se movió a Tetra Pak, una empresa experta en soluciones para la industria de alimentación y bebidas. “El paso a Tetra Pak lo di porque quería estar mucho más en contacto con los clientes y las personas” nos cuenta.

TikTok reta a las marcas a pensar como teens

Si hay una plataforma que puede vencer a Facebook e Instagram, es TikTok. Esta aplicación china nació como Musical.ly, pero en agosto del 2018 lanzó su rebranding y desde entonces los números de crecimiento sorprenden a todos en el mercado de las apps.

Hambre por el cambio: la transformación digital hace estallar el delivery

Las plataformas de envíos a domicilio vinieron a transformar la industria junto al estilo de vida de los nativos digitales. Y no hablamos solamente de pedir una pizza y que llegue en 35 minutos o menos, sino, de una transformación que está trayendo implicaciones significativas en el sector de la alimentación.